Yamaha M7CL desestructurada : M7CL – 48ES

El fabricante japonés Yamaha presenta un nuevo formato “desestructurado” (que diría Ferrán Adriá”) para su popular mezclador digital M7CL actual, que estará mostrando en la próxima feria ISE de Amsterdam. Según el fabricante, la M7CL-48ES se ha desarrollado en parte como respuesta a la acogida del módulo de escenario EtherSound SB168-ES de Yamaha, que sustituye a los 48 preamplificadores internos de micrófono por dos puertos EtherSound. De esta manera la M7CL está disponible en versión integrada o modular. Además, en la 48ES las tres ranuras MY quedan libres para otros usos como, por ejemplo, la conexión de un equipo de grabación multi-pista. También se incluye un tercer puerto, que permite una conexión permanente de la consola con una computadora cuando se utiliza el modo de “anillo” de EtherSound. La M7CL-48ES autoconfigura su conexión con el módulo SB168-ES sin tener que disponer del software ES Monitor para establecer el enlace. El software actualizado, versión 3, que se proporcionará como una actualización gratuita para todos los usuarios actuales de la unidad M7CL, incluye varias novedades, como la función “Sends On Fader” (envíos auxiliares controlables con los faders) [Nota del R. – ¡parece los japoneses tardan en hacer cambios, pero están atentos!] para el editor de M7CL V3. Utilizado independientemente de la consola, permite, por ejemplo, que el ingeniero de monitores ajuste con un Tablet PC y de forma remota, el nivel de envío a un monitor de cuña de la parte frontal del escenario. En el modo Sends on Fader, también es posible el acceso directo a esta función con los mandos de la M7CL. Otra novedad son los efectos VCM mejorados con una interfaz de usuario de fácil uso y varios parámetros para la función “Recall Safe” (recuperación segura). Ahora se puede utilizar ST IN 1-4 (OMNI IN 1-8) para talkback, y hay varios ajustes predeterminados para Rack 5-8, patch de salida y teclas definidas por el usuario. “Como consecuencia del éxito de la unidad M7CL, se ha convertido en una consola muy familiar para los usuarios de todo el mundo y ha llevado a una asociación muy estrecha con el módulo EtherSound SB168-ES en muchos equipos destinados al alquiler,” afirma Nick Cook, Director de Mercadotecnia para Europa de Yamaha Commercial Audio. “Con la presentación de la unidad M7CL-48ES, Yamaha ofrece ahora otra variante del hardware EtherSound como estándar, pero sigue manteniendo la plataforma de fácil uso tan familiar para muchos ingenieros y en la que confiar como su mejor arma,” ha declarado Nick Cook, Director de Marketing para Europa de Yamaha Commercial Audio. La M7CL-48ES y la versión 3 del software estarán disponibles a partir de la primavera de 2010.

Conexionado y soldadura

Introducción

El cableado es el eslabón más débil de cualquier equipo; están por el suelo, los retorcemos, tiramos de ellos, sufren pisotones, les pasamos por encima con los fligth-cases…un montón de maltratos que nos pueden complicar la vida en medio de una grabación o durante un bolo. Llegado tal punto, siempre que hay un problema con alguna de las señales, el 99% de los casos está en el cableado. Así pues, vamos a investigar sobre ellos y aprender que nosotros mismos podemos reparar un cable roto o hacer los nuestros a medida con unas herramientas sencillas y un poco de habilidad.

Cabe destacar que en todo caso estamos hablando de señal de audio entre equipos y no de cableado “de carga” (entre amplificador y altavoz).

Conectores

Llamamos conector a la conexión que tenemos en los extremos de los cables; piezas metálicas (a veces recubiertas de plástico) que son las que formarán parte de lo que queramos interconectar. Existen en el mercado multitud de conectores, destacando el XLR como estrella del catálogo seguido por los conectores TRS (Jack). Veamos en el siguiente cuadro los conectores de audio que podemos encontrarnos:

Aéreo simplemente nos indica que el conector está diseñado para ser instalado en un cable, al igual que el acodado, con la diferencia que este último se usa en aplicaciones donde el espacio es reducido y el conector no puede ocupar el espacio habitual.

Los conectores de chasis son aquellos que nos encontramos en aparatos (mesas de mezcla, previos, compresores, puertas…); en definitiva, son los que están instalados en la carcasa de un aparato.

XLR, también conocido como CANON, es la conexión estrella entre los micrófonos y las mesas de mezcla (o previos, o cajetín…).  Tiene 3 pines; 1 malla, 2 vivo y 3 frío (return, hot, cold) Estos números nos los podemos encontrar dentro del conector al lado de cada patilla para identificarlo.

TRS, también conocido como Jack: en ningún caso deberíamos llamar a este conector como jack estéreo (ver apartado “La confusión entre el mono y el estéreo”). Tiene 3 puntos de conexión; punta, anillo y malla (tip, ring, sleeve).

El TS es igual que el TRS pero carece de anillo (ring), lo cual lo convierte en un conector con 2 puntos de conexión; punta y malla (tip, sleeve). El diámetro en ambos casos es de ¼ de pulgada (6,35 mm).

RCA (cinch) es el más común de los conectores de audio que nos podemos encontrar en sistemas domésticos, mini cadenas hifi, reproductores de CD…sólo tiene 2 puntos de conexión, punta y cuerpo.

Minijack: popularizado por las salidas de auriculares de los reproductores portátiles; walkmans, minidiscs, reproductores de MP3…no se considera una conexión estándar o profesional, pero entendemos que es común al público en general y es positivo conocerlo. Tiene 3 puntos de conexionado, al igual que el TRS (tip, ring, sleeve). Su diámetro es de 1/8 de pulgada (3,175 mm).

El conector combo se está estandarizando en pequeños interfaces de audio y mesas pequeñas. Este conector nos permite conectar un XLR macho, un TRS macho o un TS macho en el mismo conector hembra. Sin duda un acierto y ahorro de espacio.

La última novedad en conectores es el Silent Plug. Sirve para los cables de guitarras, bajos y demás instrumentos con pastillas, y llevan un mecanismo que se encarga de “mutear” la señal mientras no está conectado, evitando los temidos  “chisporroteos” en los equipos, que pueden llegar a ocasionar averías. Esta es sin duda la forma segura y rápida de enchufar y desenchufar nuestras guitarras “en caliente”, sin estar pendiente de que los técnicos muteen el canal.

Los conectores normalmente se compran en paquetes de 10, 25, 50, 100… y hay multitud de marcas que los comercializan: Destacamos en este aspecto a [ Neutrik ] como líder del sector.

También cabe destacar la existencia de adaptadores que intercambian la terminación de un cable con cualquier conector en otra que nosotros elijamos, siendo esta una forma rápida y segura de convertir, por ejemplo un RCA –RCA en RCA-TS.

Cables

Los cables que todos nosotros manejamos no son otra cosa que la agrupación de otros cables en un interior (que a partir de ahora llamaremos minicables, para distinguirlos y evitar errores). Así pues, los clasificaremos en función de los cables que alberguen dentro: 2 cables y malla ó 1 cable y malla.

Llamamos malla al cable que en vez de viajar de punto a punto normalmente va rodeando el resto de cables. Esto se hace para crear un campo alrededor del cable, intentando protegerlo de interferencias externas.

Parece lógico que, si vamos a hacer un cable con un TS en un extremo en un lado y un RCA en el otro, necesitaríamos un cable que tenga 2 minicables albergados en su interior, o lo que es lo mismo, 1 y malla. Sin embargo, si vamos a hacer un conector XLR macho XLR hembra (para conectar un micrófono a una mesa, por ejemplo) necesitaremos un cable que albergue 2 minicables y malla.

El cable normalmente se adquiere en bobinas de 25,50 metros, y se corta al gusto de la longitud que queramos.

También existen mangueras multipar que albergan en su interior 8, 16, 32 o más cables internos identificados por los dos extremos, de manera que si queremos conectar, por ejemplo, el escenario y el puesto de F.O.H. (Front of house, el técnico que se encarga de la mezcla para el público) no deberemos tirar tantos cables de micro como micros conectemos en el escenario, sino que una gran manguera los interconectará de forma ágil.

Balanceado y no balanceado

Estos términos inquietan a mucha gente y no comprenden la diferencia entre ellos; trataremos de dejar claras sus diferencias.

Por un cable balanceado viaja la misma señal 2 veces, pero en una de ellas cambiada de polaridad. El fin de la señal balanceada es evitar ruidos e interferencias que distorsionen la señal original. Así pues, digamos que trasladar señal de un sitio a otro no es otra cosa que la transmisión de voltaje o, más concretamente, la diferencia de potencial entre puntos (V = V2 – V1). A esta transmisión V se le añaden ruidos, que no son más que variaciones en el voltaje original que debería enviar (VR). Así pues:

V = V2-V1 = (V1 + VR) – ( -V1 + VR) = V1 + VR +V1 – VR = 2V1

O lo que es lo mismo, tenemos la misma señal 2 veces sin interferencias, ya que estas se anulan al ser sumadas con polaridades contrarias.

Para realizar esto, es necesario transportar 3 señales (las dos de ida y su retorno), con lo cual parece lógico que, para realizar conexiones balanceadas, sólo podremos usar conectores de 3 puntos de conexión y cables que alberguen 2 minicables y malla. Por tanto, las señales balanceadas se reducen a cables con conectores XLR y TRS en ambos extremos.

En la señal no balanceada, esa diferencia de potencial (V = V2 – V1) se hace “ida y vuelta”: un cable que lleva la señal y el retorno hecho por la malla, sin protección “extra” para ruidos. Así, podremos hacer esto con RCA y TS en cualquiera de los extremos, es decir: aunque tengamos un cable con 2 minicables y malla, y en un extremo un XLR con sus 3 puntos de conexionado, si en el otro lado ponemos un RCA, esa señal viajará de forma no balanceada, porque uno de sus conectores (RCA) no cumple la premisa de 3 conexiones obligándonos a juntar 2 cables.

La confusión del mono y el estéreo

Por lo general, no existen cables mono y cables estéreo, es decir: no por ver un conector TRS en un extremo del cable diremos que ese cable es estéreo. En todo caso, podríamos decir que es balanceado, y siempre atendiendo a lo que haya en el otro extremo, como se explicó anteriormente. Existen cables estéreo, pero reservamos este término para cuando obligamos a viajar por el mismo cable 2 señales distintas, como en el cable de los auriculares. En el cable de los auriculares, en un solo conector TRS o minijack viaja la señal de L y la señal de R. Esto es posible porque por la punta (tip) se envía la señal de L y por el anillo (ring) la señal de R, y ambas señales comparten retorno por el cuerpo (sleeve). De manera que por un cable balanceado (2 minicables y malla) con un conector de 3 puntos de conexión podemos hacer viajar 2 señales NO balanceadas independientes.

En el resto de casos, nos podemos encontrar cables balanceados o no, pero por lo general, todos los cables son mono, es decir envían una sola señal y no dos como requiere el estéreo. Nótese que las entradas estéreo de cualquier mesa requieren 2 conectores (bien sean XLR o TRS).
Cómo hacer nuestros propios cables

Para fabricarlos necesitaremos lo siguiente:

  • Soldador de lápiz de 30 vatios (recomiendo JCB)
  • Estaño (de calidad, no escatiméis en este aspecto)
  • Tijeras
  • Cutter

Aparte de estas herramientas básicas, necesitaremos el propio cable y los conectores que necesitemos.

Lo primero de todo será abrir el conector y meter el cierre dentro del cable (este paso suele olvidarse, teniendo que deshacer todo el trabajo y volver al estañar el conector, con el consiguiente cabreo).

Después pasaremos a preparar los minicables; pelaremos la goma que los recubre un centímetro aproximadamente. Luego, pelaremos los minicables y trenzaremos y aplicaremos estaño con cuidado a estos, quedando unidos y duros, preparados para ser estañado al conector.

Procederemos a estañar cada minicable y la malla a donde corresponde; para ello es conveniente aplicar estaño a la patilla del conector por separado, y luego unirlos aplicando el estañador. Una vez hecho aseguraros de que ha quedado bien, dándole un par de meneos. Cierra el conector y ese extremo está listo.

El estañador es una herramienta peligrosa. Prestad atención a dónde lo dejáis mientras esté caliente, para evitar marcas en la mesa o quemaros las manos, en el peor de los casos.

Existen en el mercado unos “testers” de cableado que nos ayudarán a saber rápidamente si un cable está bien o por el contrario necesita reparación.

Panel de conexionado

En el siguiente panel se muestran las conexiones entre todos los conectores posibles:

Cables especiales

Hay cables que se han desarrollado independientemente del estándar, por ejemplo:

Cable en Y

Se suele utilizar para alimentar varias etapas con una sola salida master de la mesa, sin necesidad de usar caros splitters, ni transformadores, con el inconveniente de que con cada extremo que añadamos estamos dividiendo la impedancia de salida de la señal, con lo cual el sistema en Y es limitado, pero para sistemas no profesionales es totalmente válido.

Cable de inserto

Como su nombre indica, se usa para insertar procesadores (compresores, puertas…). Se usa un TRS y dos TS. Evidentemente, el inserto mediante este cable es no balanceado.

Inversor de polaridad

En casos en los que necesitemos invertir la polaridad (fase) y no dispongamos de un inversor en la mesa podemos hacer un cable que nos haga las funciones. Es muy importante marcar este cable con el símbolo ? para evitar confusiones. Para hacerlo, simplemente debéis hacer un cable de micro común, y en uno de los extremos invertir el cable vivo por el frío.

Patch pannels, pulpos y hartings

Un patch pannel es una especie de centralita de todas las conexiones posibles de nuestro estudio. Así pues, al patch debemos conectarlo todo; las entradas y salidas de la mesa, los procesadores que insertemos, el cajetín del estudio, los reproductores, todo.

De esta manera, y mediante unos cables cortos llamados latiguillos, podremos hacer desde nuestro asiento cualquier conexión que nos apetezca, por rara que parezca. Desde alterar el orden en el que nos llegan las señales del cajetín en la mesa hasta cambiar compresores de canal rápidamente, o intercambiar si lo que queremos escuchar en un canal es el retorno del grabador o directamente lo que llega desde el cajetín.

Pensemos en una manguera de 64 pares que vaya desde el escenario al puesto de F.O.H. Normalmente los extremos de esta manguera, en vez de llevar 64 conectores canon, tienen un conector multipin llamado harting, el cual es conectado en un pulpo que es el que realmente tiene todos esos conectores. Los motivos de hacer esto son varios: primero, agiliza la recogida de la manguera (normalmente en rulos; imaginemos los 64 conectores dando tumbos dentro del fligth-case…) y por otro lado, así se favorece la identificación del conector que busquemos, ya que se suelen separar por colores y se numeran.

Grass Valley Kalypso y Kayenne, listos para 3D

Pensando en la producción estereográfica de eventos en directo, más frecuentes cada día en todo el mundo, Grass Valley ha introducido una serie de mejoras en su mezclador de alta gama Kalypso HD y en el centro de producción Kayenne. Ambos sistemas incorporarán a partir de ahora opciones para 3D como el DoubleTake o el modo de split M/E que permiten a los operadores la partición primaria y secundaria de canales M/E de cara a sincronizar imágenes para producir efectos estereoscópicos y Buss Linking. Gracias a estas herramientas, introducidas por ver primera en el Kalypso, Grass Valley asegura que es tan sencillo producir eventos en directo en 3D como si fuera una producción 2D tradicional.

DoubleTake para 3D

El mezclador Kalypso proporciona cuatro keyers por M/E, pero para producciones en 3D, el sistema dispone de dos buses adicionales de background (Utility 1 y Utility 2) que pueden usarse junto a los buses A y B normales en efectos M/E. Este proceso es aún más sencillo en el Kayenne ya que proporciona medio M/E adicional y seis keyers en cada bus M/E. En este caso, más M/Es y keyers supone más recursos disponibles para mezclar efectos e incrementar la capacidad de trabajar con más capas en producciones 2D al uso. Esto permite a los operadores llevar a cabo una división de M/E para la producción de 3D en el que un fuente primaria y secundaria de alimentación están separadas sin ocupar por separado un M/E para cada fuente de canal.

Cuatro Full M/E

Con los mezcladores Grass Valley es posible contar con cuatro M/Es adicionales, proporcionando así fuentes para el ojo derecho e izquierdo en paralelo a través de un procesamiento interno que lleva a cabo el propio mezclador. Esto significa que el operador no tendría que dominar nuevas formas de trabajo, operando en 3D sobre la mesa como si estuviera ante una producción 2D tradicional. Otra de las funciones que encontramos en estos mezcladores es el denominado Buss Linking, que utilizado junto al DoubleTake permite una sincronización perfecta entre las fuentes y los diferentes elementos 3D que se incluyan como máscara. Con los buses M/Es lincados, el ojo derecho e izquierdo se mezclan automáticamente en paralelo con todos los recursos disponibles.
Es de destacar que muchas de las últimas producción 3D de eventos en directo de los últimos meses ya se han llevado a cabo con mezcladores Kalypso HD de Grass Valley

RCA 76D: La primer consola del Rock and Roll

Sam Phillips y su RCA 76DSam Phillips y su RCA 76D

Esta considerada., la RCA 76D, como la primer consola de grabación de Rock and Roll de la historia. Este modelo que data de los comienzos de la década del ’30 posee 6 preamps de entrada, dos canales de salida y uno de monitores.

Sam Phillips fue la persona que recuperó esta consola y la remodeló, instalandolo en sus estudios llamados Sun Records. Allí se grabarían los primeros hist del rockandbilly y el rock and roll. Artistas como Johnny Cash, Jerry Lee Lewis o Elvis Presley utilizaron esta consola para grabar discos.

Este video es un fragmento del programa “Objetos Perdidos de la Historia” de History Channel donde el mismo Sam Phillips nos cuenta la historia detrás de esta consola.